Tikamoon BLOG

Bajo la glicinia

El mes de julio ha transcurrido a la velocidad de la luz. Definitivamente, como todos los meses del año. Estos últimos días hemos disfrutado de una escapada al Océano. Hemos respirado la brisa marina y hemos completado nuestras reservas de vitamina D. El poder relajante del rumor de las olas, de la arena y del sol es insospechable… Estuvo bien y fue ideal.

Volvemos a casa, a nuestra adorada casa de campo. Tan regeneradora como el Océano y con un gran poder relajante. Volvemos a estar en nuestro confortable nido y seguimos disfrutando de los largos días que nos regala este periodo estival. Ahora, es el momento de disfrutar de los amigos, que nos visitarán pronto, de los interminables aperitivos y de las siestas en la hamaca. Me gusta situarme bajo la glicinia para merendar, es uno de mis lugares preferidos. Esta planta es realmente fascinante. ¡Ha duplicado su volumen en solo dos años! Es hermosa e imponente y nos acoge bajo su sombra.

Este lugar será, sin duda, uno de los más codiciados durante lo que queda de vacaciones… Les deseo un agradable mes de agosto.

a seguir