Tikamoon BLOG

Capítulo 6 : Un salón luminoso

Esta estancia es la que hizo que todo cambiara. Es lo que consiguió que nuestro corazón diera un vuelco; de repente, todo se puso patas arriba. Mientras estábamos sentados en nuestro cómodo sofá, nuestra imaginación salió volando por encima de nuestras cabezas para poder admirar esta vista mágica y relajante.

Al principio, no había ventanas, y toda la luz provenía de dos grandes claraboyas. Nuestro primer concepto consistía en un gran ventanal orientado al valle. A medida que el proyecto avanzaba y, lo que es más importante, comprendíamos cómo iba a funcionar nuestro nuevo hogar, nos dimos cuenta de que la puesta de sol no se veía desde la sala de estar. ¿Te imaginas qué desperdicio? 

Y entonces surgió la idea. Una gran ventana fija, con una base ancha, para disfrutar y olvidarnos de todo. Nos obsequia cada atardecer con una luz suave y anaranjada que nos ilumina el alma. Esta esquina será nuestro rinconcito de cocooning, nuestra fortaleza, donde nos acurrucaremos sobre un buen sofá, bajo una manta y frente a las llamas de nuestra estufa.

Mientras esperamos que esta escena tan estilo “hygge” se haga realidad, hemos colocado este estante de estilo industrial que encaja perfectamente con el espíritu de la casa. Hasta pronto. 

a seguir