La tradicional limpieza de primavera

Es curioso que cada año, cuando se acerca la primavera, la mayoría de nosotros somos «víctimas» de un frenesí del orden.

Organizar, clasificar, ordenar, esas tareas que nos parecen un estorbo el resto del año, de repente cobran un nuevo sentido. Conscientemente o no, nos estamos preparando para acoger un cambio, que podría sacudir nuestra ordenada vida (el juego de palabras era fácil).

En Francia, tenemos una expresión que se presta perfectamente a este estado de ánimo: «se ranger: alusión a una vida más regular y menos disipada que en el pasado».

Así que, ¿es un acto liberador, la tradicional limpieza de primavera? Le dejamos que lo piense y, mientras tanto, le presentamos nuestras últimas novedades al respecto.
+
Armario de olmo macizo y rejilla Luis
# Organice el espacio

Nada más lejos de nuestro pensamiento que ocultar el pequeño revoltijo. Pero si tiene muchas cosas que ordenar, opte por un armario grande. Añada unas bonitas cajas y haga unas bonitas pilas para optimizar el espacio.

+
Vitrina alta de metal Emil
# Pequeño pero inteligente

Junto a la cama o el sofá, si no quiere ver el mando a distancia, los libros o las gafas por ahí, opte por una mesita de noche o por una mesa auxiliar para ocultar los objetos cotidianos que no quiera ver cuando no los necesite.

+
Mesa auxiliar de mindi Lou
+
Mesita de noche en nogal macizo Esmée
# Hermoso y práctico

Combine lo útil con lo agradable optando por un bonito aparador, un mueble para la televisión o una cómoda que acompañe su día a día y le permita guardar sus más preciados tesoros: los dibujos de los niños o sus álbumes de fotos… Lo principal es que se adapte a su hogar y le anime a organizar la casa.

+
Aparador de mindi Bartho
+
Mueble de TV en teca maciza Twist
# Abierto, pero no demasiado

En busca del compromiso adecuado: la vitrina alberga la bonita vajilla dominical, los libros y los adornos sin ocultarlos realmente.

+
Vitrina de teca maciza baja Babeth
# Aparentemente desordenado
Afronte el problema y guarde solo las cosas que le guste mirar, las que le alegren el día a día, y expóngalas con orgullo en una estantería o consola.
+
Estantería en Roble Eyota
+
Consola alta de teca maciza Pampa