Muebles protegidos

Conservación

  • • Quite el polvo con un paño suave o ligeramente húmedo.











  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • • Evite la exposición directa al sol y a fuentes de calor.











  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • • Los cambios repentinos de temperatura y la humedad demasiado baja pueden causar deformaciones y grietas.











  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • • No coloque ningún recipiente húmedo o caliente sobre muebles protegidos ya que pueden dejar marcas difíciles de quitar.